Comparte esta publicación

big data / blog / customer experience / Opiniones sobre Transformación Digital / Transformación Digital en la empresa

Modelos de negocio en Internet

Modelos de negocio en Internet

Somos muchos los que no hacemos grandes divisiones y vemos  la venta como algo sencillo: una transacción en la que hay una persona que ofrece (propuesta de valor) y otra que paga (cliente). Por ello simplificamos los tipos de negocio en Internet, pues son muchos menos de los que parecen:

  • E-commerce: portal Web donde llevar productos a un carrito y pagar.
  • Publicidad en Internet: un portal Web pone a disposición de quien quiera espacio (más o menos agresivo) para anunciarse y cobra por ello. En este segmento entran la mayoría de los comparadores.
  • E-learning: portales donde pagas por recibir formación online.
  • Portales de consumo colaborativo: airbnb, mytaxi, uber, wimdu..
  • Portales de suscripción a servicios (aquí englobamos los modelos Freemium, los de afiliación, etc.).

¿Y cuál de ellos tiene más éxito?

¡Pues ninguno! Porque el secreto del éxito en Internet no es secreto. Consiste en ofrecer un producto o servicio por el que otro (muchos “otro” en la mayoría de las ocasiones) esté dispuesto a pagar. Vender en Internet es exactamente igual de complicado que vender en la vida real. La única diferencia es el tiempo. Se dice que 1 año en Internet es el equivalente a 10 años en un negocio no digital.

Lejos de ver esto como una desventaja, supone poder testear el éxito de tu negocio en un tiempo récord. Supone eliminar las barreras de idioma, ubicación, presencia… Supone equivocarte antes y más barato, como dice el gran Néstor Guerra.

Y es por esto que la globalización hace que los negocios que se crean en Internet no siempre comienzan con una directriz y foco claro.  A veces un error y el suficiente arrojo como para admitir un fracaso llevan a la reorientación de un producto que, con ligeros cambios (no necesariamente en tecnología, sino más bien en el modelo de relación o propuesta de valor, en el público objetivo al que van dirigidos, en el medio empleado para hacer difusión…) se convierte en “otro” negocio con éxito.

¿Conoces algún caso de reorientación de producto o servicio en Internet? 

Comparte esta publicación

Deja un comentario

Contraseña perdida

Registro