Comparte esta publicación

Noticias / Transformación Digital en la empresa

Qué es, cómo funciona y para qué sirve una máquina virtual

Qué es, cómo funciona y para qué sirve una máquina virtual

Todo aficionado a la tecnología en general y a la informática en particular ha oído hablar en alguna ocasión de las máquinas virtuales. Pero, ¿qué se esconde tras este concepto de apariencia futurista y qué utilidad real tiene para los usuarios?

En términos generales, una máquina virtual es un software que permite emular el funcionamiento de un ordenador dentro de otro ordenador gracias a un proceso de encapsulamiento que aísla a ambos. Algo similar al concepto de las muñecas matrioskas rusas, que permiten introducir una muñeca dentro de otra, pero manteniendo cada cual la independencia de su huésped.

¿Qué es una máquina virtual?

Una máquina virtual es un software que crea una capa independiente donde se emula el funcionamiento de un ordenador real con todos los componentes de hardware que necesita para funcionar (disco duro, memoria RAM, tarjetas de red, tarjeta gráfica, etc.) y que puede ejecutar cualquier sistema operativo o programa, tal y como lo haría un ordenador real. Toda esta emulación se encapsula en una serie de archivos que actúan como contendor desde el que se ejecuta la máquina virtual en una ventana de tu ordenador como si de un programa más se tratara y sin que nada de lo que suceda en el interior de esa ventana afecte al ordenador que la ejecuta.

A grandes rasgos, la única diferencia entre tu ordenador real y una máquina virtual que ejecutes en ese mismo ordenador, es que tu ordenador sí cuenta con un hardware real, mientras que la máquina virtual emula todos sus componentes de forma que no tiene por qué corresponderse con el hardware físico que tienes instalado en tu ordenador real.

De ese modo, se pueden ajustar las características del hardware para hacerlo compatible con el sistema operativo que vayas a usar en esa máquina virtual. Es decir, aunque tu hardware real no sea compatible con un determinado sistema operativo, el de una máquina virtual que se ejecute en ese ordenador sí puede serlo.

Esto facilita que, una vez creada la máquina virtual en un ordenador, puedes copiar o mover el archivo contenedor que se crea y ejecutarla en cualquier otro ordenador, aunque tenga un hardware totalmente diferente.

Leer la noticia completa

Comparte esta publicación

Contraseña perdida

Registro